Aparecen casas Procrear en barrios exclusivos de Córdoba

Casas construidas con créditos del plan Procrear, a tasas subsidiadas por el Estado nacional, comenzaron a aparecer en algunos barrios exclusivos de la provincia de Córdoba.

Uno de los casos fue detectado por La Voz del Interior en el barrio Golf de la ciudad de Río Cuarto, pero en un sector próximo a este, con perímetro cerrado y de alto valor inmobiliario, además existen varias construcciones efectuadas a través de este tipo de financiamiento.

La reglamentación de los créditos para la construcción de la línea Procrear fija que el valor del proyecto de la obra no logra superar cinco veces el valor del terreno y aclara: ese valor deberá representar “como mínimo un 20 por ciento del proyecto de obra total”.

En los casos localizados, de todas formas, el costo del terreno logra llegar a superar con creces el valor final de la obra.

En el caso del barrio Golf, un exclusivo sector con propiedades de grandes dimensiones, algunas de las cuales arrivan a cotizarse en más de dos millones de pesos, los terrenos de mil metros cuadrados tienen un costo base de 70 mil dólares y existen adentro de la urbanización otros que logran los 120 mil dólares.

Cabe nombrar que este barrio se encuentra recostado sobre la cancha de 18 hoyos del Río Cuarto Golf Club.

Para construir viviendas, el crédito Procrear fija una tasa de interés escalonada que tiene en cuenta los ingresos familiares y va desde el cuatro hasta el 16 por ciento anual. O sea, la financiación está subsidiada por el Estado ya que en el sector bancario los créditos bancarios superan holgadamente esos porcentuales. El monto máximo del préstamo es de 350 mil pesos.

Según fuentes del mercado inmobiliario de Río Cuarto, un lote de mil metros en el nuevo barrio Golf logra lograr los 120 mil dólares de costo.

“Se supone que un individuo que posea un terreno de ese valor ya cuenta con un patrimonio que le permite encontrar por su cuenta una solución habitacional sin tener que acudir a fondos públicos”, sostuvo el interlocutor, un experimentado profesional del rubro.

Los requisitos del plan Procrear, de todas formas, solamente indican que para el caso de la construcción el lote debe costar entre 15 mil y 30 mil pesos como mínimo y no fija topes máximos.

Esto logra llevar a que un postulante que cuente con un terreno en un country o en un barrio cerrado o de alto nivel económico, gestione el crédito tanto para construcción o refacción de la vivienda que, eso sí, debe ser para utilización familiar.

Si en el momento de gestionar el crédito la vivienda ya tiene un avance de obra de más del 50 por ciento, es considerado un crédito para refacción.

Era barato. Una explicación posible para la aparición de viviendas Procrear en barrios caros logra estar dada dado que se trate de desarrollos relativamente nuevos, donde el dueño adquirió el terreno en los momentos iniciales del loteo y recién ahora logra encontrar crédito para levantar la vivienda.

En ese lapso, el loteo se consolidó y en consecuencia el valor del lote trepó a cifras que, tal vez, de ningún modo el dueño podría afrontar en la actualidad.